A cambio de un minuto a tu lado, te ofrezco las manecillas de mi reloj

Me preguntas, ¿qué darías por un minuto más a mi lado?, pregunta imposible de responder, pero… me atrevo a recapacitar y contestar, podría darte una tempestad hecha deseo, te regalaría mi mejor mentira piadosa, el viento que me ayuda a traer tus pensamientos, las ojeras que me regalaron las noches, en que me perdí dibujando tu cuerpo con la tinta extraída de mis mejores sueños, te puedo obsequiar también una borrasca que tape el sol, que lucha siempre por opacar tu linda mirada, navegaría por todo el mundo buscando tus deseos pedidos al hada, que solo existió  en la fantasía de la  niña, que quedo olvidada en el soplo que apago la vela y si al final de todo lo que te ofrezco, no te conviene nada, te regalo las manecillas de mi reloj, ellas tienen como prenda,  el último suspiro que lanzare cuando la señora elegante corte mi cuerda, de nada me sirven si no tengo un minuto más a tu lado. jhm



                       



Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.