El lenguaje de nuestros dedos.



 Mi cuerpo era solo un objeto en estado de hibernación, pero un día pasaste a mi lado y fue como dej avu, como si siempre hubieras sido parte de mi vida, esto está fuera de toda cordura, nuestros ojos se buscaron y no necesitamos cruzar palabra alguna, el aire se paseo por nuestros cuerpos y fue el mensajero que trajo tu aroma a mí ansioso olfato, mientras mis labios sedientos se friccionaban uno contra el otro imaginándose sobre los tuyos, mis dedos sufrían su peor tortura de no poder leer los secretos de tu cuerpo…Lentamente como hipnotizados nos tomamos de las manos, tu mirabas mis ojos, la verdad yo me distraía con tu pecho erguido el cual tenias muy ceñido. Las palabras siempre entre nosotros han sobrado, hoy los dos la pasamos leyendo en nuestras pieles palabras que nuestros ojos no pueden ver, todo está escrito por detalles, solo nuestros dedos los saben leer, durante la noche se apaga la luz, para que los dedos lean  nuestros cuerpos y se platiquen entre ellos lo hermoso del paisaje que recorrieron, uno a uno los dedos de nuestras manos caen exhaustos después de recorrer y saborear con su tacto la miel del oasis que existe en tu piel, al amanecer mis ojos te buscan y te ven tan hermosa mientras nuestros dedos se entrelazan. jhm  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.