Fui el objetivo de tu mirada.

El rumor que trae la primavera me dijo que debía tenerte, coincidir en aquella velada fue lo mejor que me obsequio la noche e increíblemente tu mirada esquivo a tantos hombres, para decirle a la mía, que ambos encontramos lo que buscábamos  cuando voló hacia mí tu sonrisa intrigante, instantáneamente ya estás en mis sueños, si te los robas me condenas a tener una existencia sin ti. Derribe los muros de nuestro anonimato y ahora la creadora de esa sonrisa tiene nombre y se ha convertido en la melodía favorita que suena en mi mente, algo muy bueno hice en mi otra vida, porque mi karma te trajo a mi vida. Jhm

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.