Jaque a mi corazón.

Bendito verano que te trajo a mi lado, traías por coraza tu vestido de sentimientos callados, cabalgabas en un boceto  de  ilusiones, intentando vencer a la arrogante monotonía.
Lentamente me fui acercando a ti para sentir el aroma que te acompañaba.  Tus brazos los traías abiertos como los pétalos de las margaritas, hambrientos por tantos abrazos no dados. De tus ojos se veía que la tristeza se había apoderado, tanto que al aproximarme tenía miedo de hacer  pedazos a un tierno corazón de cristal, que emitía latidos suaves por miedo a quebrarse por tantas grietas que otros habían dejado.
Tus plantas decidieron hacer pausa en su andanza en el jardín que te ofrecí; con tu llegada lo has hecho florecer.

Ahora Cada vez que te veo nace una poesía, estoy atado a la pluma que escribe tu historia,  ya siento que soy parte de ella, estoy en tus manos,  jaque mate has hecho a mi corazón. 

Derechos de autor: Juan Hernandez.

Entradas populares