Quiero vivir contigo hasta el infinito

Tu cabellera cual enramada le sirve de nido a mis suspiros, me acerco para robarte el enervante aroma que guardas en tu cuello, mientras tú me traicionas con el viento, que descaradamente acaricia tu pelo. Nunca le cortare las alas a tus sueños, solo te pondré un cielo para que las uses, pero me tendré que asegurar que siempre existan rosas en mi jardín para que bajes a olerlas. Siendo un simple mortal no sé que me debía la vida que te incluyo a ti, cuando el horizonte me decía que solo había una línea con un final, pero nunca me dijo que también iniciaba una nueva vida contigo, ¡¡¡vidaaa!!! Que te puedo dar para que me regales un infinito con ella. jhm

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.