MI ÁNGEL


Me declaro culpable de robar un ángel, desde que la vi se convirtió en mi obsesión, llego como el viento  acariciando mi frente e inmediatamente me apodere de sus alas.
Para que no extrañe el cielo y siempre camine a mi lado, le he pintado  cuadros con paisajes vírgenes que nadie ha visto ni visitado y le estoy fabricando un paraíso con caricias y besos, eso la ha enamorado; dios, me declaro culpable, solo déjame  estar con ella, el tiempo que tarden en volver a salir sus alas.

Derechos de autor: Juan Hernandez







Entradas populares