Dios… hazme hoja errante

Las hojas errantes hacen su llegada, me vienen avisando que se acerca mi invierno, una a una pasan muy lentas, no  llevan prisa el otoño por fin las libero; arboles desnudos lloran su pérdida, pero ellos no saben que las orugas con sus crisálidas los cubrirán mientras sus nuevas hojas brotan e igual que a las hojas la primavera hará magia, alas les pondrá para volar. Así  tú te atreviste de una manera tan sutil a llegar a mí, desnudando mi alma para llegar a mi corazón, me cubriste con ternura y pasión, me regalaste las alas con las que vuelo en mi imaginación, espero contar con ellas en el invierno que esta próximo, para  seguir volando incluso en tus pensamientos, si dios algún día me las corta, solo pido ser hoja errante que te siga, a donde quiera que vayas. jhm 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.