El lado obscuro de la luna.

Cuando estas ausente la luna es confidente de mis remembranzas, provocando alteraciones en los paseos por los recuerdos del ayer. Como película van pasando citas en el parque, manos compartiendo una rosa, miradas que buscan una sonrisa entre el tráfico de gente, pasos desmesurados buscando dos brazos abiertos hambrientos de atrapar un cuerpo.
Después de tantas confidencias escuchadas, la luna me informa;  “ella es adiós que nunca llegara y bienvenida eterna a tu felicidad, desterrando la soledad a la nada, escribiendo una nueva forma de hacer el amor, donde la podrás tocar con solo cerrar los ojos y sentir al desear sus besos”. 

Intempestivamente interrumpes mi meditación, absorta me preguntas, “¿con quién hablas cuando estoy ausente?, indeciso asentó con los hombros y mis manos extendidas, mi respuesta te deja atónita  “con la luna, porque cuando tú no estás hasta la  luna habla y su lado obscuro me muestra, solo que hoy su lado obscuro ilumino mi vida”.

Derechos de autor: Juan Hernandez.




                                               



Entradas populares