Tu ausencia envuelta en un minuto eterno.



Niegas que te apoderaste de mi vida, si fuera así por qué de pronto la noche ahora es día y el día la noche, en tu ausencia siento que me hace falta un complemento, si intento distraer a mi amiga la nostalgia emergen de entre mis pensamientos los momentos en que se mezclan nuestros deseos. Contra mi voluntad mi mente regresa a instantes en que nos embriagamos de felicidad, mi voluntad se arrastra sobre los sentimientos que me dominan, pero es doblegada por ese rincón favorito que nos envuelve en los momentos en que nuestros deseos alejan el espacio entre nuestros cuerpos, haciendo explotar las ansias que la distancia ha creado. Tú eres un instante en una noche de lluvia de besos, suspiros y caricias, pero una eternidad envuelta por un minuto, en una rutina que se vuelve tortura en tu ausencia. 

Derechos de autor: Juan Hernandez.

Entradas populares