¿Qué sabor tendrá tu espalda?


Mis brazos tienen abrazos que se han ido quedando, se duermen envueltos en celofán de pasión y se diluyen abrazando el olvido de esos ojo que en alguna ocasión me acariciaron el alma, pero nunca se atrevieron a hacer nido en mi pupila y dejaron una duda en el aire, ¿Qué sabor tendrá su espalda?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.