Beso frustrado.


¿Qué cuantas miradas  he robado?, ninguna, todas fueron coincidencias, solo me considero ladrón  de un beso frustrado,  algo que se quedo en intento de encuentro amoroso en mis años  mozos, caricia precoz que nuca  llego y sentimiento desatado por palabras anheladas que quedaron calladas.

Estas palabras se las dedico a una de mis tantas musas, que esta inerte en mi mente pero vive en mi pasado que sigue en movimiento, se desliza de prisa pero me da tiempo para recorrerlo, es formidable porque está lleno de sentimientos silenciosos que genero una chica de cabello sedoso,  de lindas formas y caminar cadencioso, hoy por ella navegaron mis pensamientos. jhm.

NOTA DEL AUTOR: 
A VECES LAS MIRADAS HABLAN Y COHABITAN, PERO NO LAS ENTENDEMOS POR QUE NOS CONFUNDE UNA GRAN AMISTAD.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.