El temor de no reflejarme en tu mirada.


Mirar profundamente a tus ojos es enfrentar mis peores temores, no reflejarme en tu mirada o enfrentarme a una barrera infranqueable que no me permita viajar por el túnel de ellos.


Cada que parpadeas desvaneces mi imagen del plano en que estamos y  al cerrar tus ojos para dormir  eres mi insomnio, porque en tus sueños el amor me haces, y mis  parpados me torturan al no cerrarse, prohibiéndome participar en tu idilio. Jhm  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.