Bienvenido invierno.


El viento otoñal se despide y le da paso al invierno, regó su pintura sobre los bosques, se marcha dejando los arboles tristes al ver que sus hojas inertes una a una fueron partiendo; su madre tierra las llamó. 


Los balcones lloran gotas de rocío, mientras una mirada persigue a la nostalgia aunque solo alcanza recuerdos que acompañan su soledad. 

El invierno despertó aletargando  al otoño, pinta de blanco la paleta de los sueños puros, enfría las noches para que los corazones se unan y compartan su calor; 

aprecio lo importante que es la tibieza que provoca la unión de la humanidad. 

Bienvenido invierno, no eres efusivo pero provocas largos abrazos, no eres tibio, pero si el calor que me atrae hacia el hogar, me aletargas pero en unión…

por ti valoro la flor, el sol, la sombra que da el árbol, la mano tibia que me acompaña; tu fría ventisca mortuoria me hace valorar la vida. jhm

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.