Mi primavera eterna.


Contigo la vida me ha obsequiado todo, llenó mi corazón de motivos,  provocó mi desdeño sobre lo material, aunque le di su lugar a la rosa. 

Desnudaste mis sentimientos con tan solo dejar que tus besos eclosionaran dejando el nido,  guiados por el aire a favor que les ofrecieron mis suspiros, levantaron el vuelo y en sutil colisión nuestros labios dejaron de ser castos, pero nuestro amor sigue siendo puro.

Me diste la oportunidad de activar los instintos que dormían en la alcoba de la rutina.  Hoy viajo en manantial calmo cuando tu mirada serena viaja por la mía sin pagar tributo, dicen que una golondrina no hace verano, pero tú eres mi eterna primavera. Jhm



Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.