Noche no te vayas, se eterna.


 Noche, no enciendas las estrellas y guarda la luna para mañana, solo quiero ver  el brillo de sus ojos. 

Noche, haz dormir la briza e hipnotiza las hojas de los arboles, solo quiero que sienta el trote  de mis suspiros por su piel y mis escalofríos hagan temblar su cuerpo. 


Noche, quítale su violín a los  grillos,  solo quiero que escuche mi voz temblorosa diciendo lo mucho que la amo.  

Noche, haz que las  flores dejen de exhalar su aroma,  solo quiero que me llegue el de ella.  

Noche, préstame tu manto, que nos envuelva, solo nos comunicaremos  con nuestras manos. 

Noche, hazte amiga de la pereza y se lenta, mientras este con ella.  


Noche, dile a tu amiga la luna que conquiste al sol, que lo seduzca y copule con él en un eclipse eterno para que no venga el nuevo día. 

Noche… se eterna, como mi amor por ella.

Derechos de autor: Juan Hernandez.
HTTP://WWW.SAFECREATIVE.ORG/WORK/1710134405006



Entradas populares