Acaso aun duerme la poetiza.


 Y que fue de la poetiza que despertó encontrando su yo perdido y acaricio su pluma provocando correr ríos de letras color añil, acaso volvió a dormir mientras su inspiración agoniza como un gamo, herido por la flecha certera del cazador furtivo o tal vez  perdió su unicornio azul. ¿Qué sería de ella? jhm


Comentarios

  1. Mientras le invadan las las letras y la musa o en su defecto muso le acompañe todo se andará por que es precioso.

    ResponderEliminar
  2. Juan,
    te voy a mencionar en mi blog, estate atento esta noche. saludos!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.