Mantendré encendida la llama de mi vela.


Como puedo hacer para apagar la maquina que proyecta tu imagen en todo momento, cuadro por cuadro tus imágenes van pasando,  me haces vivir una por una todas nuestras noches, abriendo el apetito de mis ojos.

Quiero ver en vivo tu cuerpo. Eres droga que quita el dolor de tu ausencia, que bebo al posar mis dedos en tus poros, tu aliento, aroma afrodisíaco, se apodera de mi voluntad, envuelves mi piel con tu calor y yo recorro tu cuerpo coordinando mis manos y ojos, pero tu subes mi vista hacia tus hermosas pupilas, hipnotizando todos mis sentidos, por fin tus manos se apoderan de mi cuerpo en un gran abrazo, dejando caer la ultima prenda, arde la mecha de la vela y la luz que produce,  juega con nuestras sombras, juraste horas de pasión mientras dure la flama, mantendré la llama viva. Jhm


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.