La felicidad del viento en ti.


 La andanza de tu rutina pasea tu aroma, el viento dichoso lo toma como prenda, no sabe que tú aroma y tu cuerpo como tatuaje enamorado cohabita en el mío y con palabras calladas que permanecen agazapadas, fabrico reverberancias de amor en las mazmorras de tus oídos. 

Tu solo me las regresas, pero envueltas en una mirada aguda, que, como flecha impregnada de pequeñas dosis de estremecimientos corporales con rastros de amor, impactan en mi corazón, causando latidos desmesurados con vacíos en los que busco la razón. El viento se viste con tu aroma, yo solo con tu silenciosa mirada que dice mucho. ©Juan hernandez


Comentarios

  1. ¡Muy bonito y con una gran fuerza! Me gusta cómo has incluido el tema del viento en tu texto. Buen trabajo. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu valiosa opinion y comentario, me agrada que te haya gustado mi trabajo, te mando un gran abrazo, buenas noches.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.