No importan las consecuencias.


Si arrancara de raíz los sentimientos que sembraste en  mi corazón, una parte de mi moriría, pero te seguiría amando, la magia que traen  los  susurros que destellan entre los ecos moribundos, siempre mencionarían tu nombre. 

Tú,  siempre tú, serás el final feliz de la historia que vivo cada día. ©Juan hernandez


Comentarios

  1. La vida es en si poesía y como bien dices el corazón habla solo con su latir.
    Dale alas a esas hermosas letras.

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por tus palabras, y es verdad la vida esta llena de poesia, solo hay que tomar las letras que flotan en el aire, y dotarlas de algo de sentimientos.
    te doy las gracias pues al leer ya le diste alas a mis poesias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.