No importan las consecuencias.


Si arrancara de raíz los sentimientos que sembraste en  mi corazón, una parte de mi moriría, pero te seguiría amando, la magia que traen  los  susurros que destellan entre los ecos moribundos, siempre mencionarían tu nombre. 

Tú,  siempre tú, serás el final feliz de la historia que vivo cada día. 

Derechos de autor: Juan Hernandez.
HTTP://WWW.SAFECREATIVE.ORG/WORK/1710164574345




Entradas populares