Como manso gato



Por cada beso que llueves, haces nacer un te quiero y mis labios se convierten en manso gato, se untan a los tuyos esperando la nueva caricia.

Te respiro para retener tu aroma, te pienso música para bailar al ritmo del murmullo agitado de tu respirar y cierro los ojos para guardar en mis adentros lo que mis manos dibujan al pasear por tus valles. 

Prohíbo al viento borrar tu aroma, pero le pido que siempre lleve tu música a mis oídos y a mis pensamientos que conserven la obra de arte que mis manos delinearon.  ©juan hernandez


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.