Las rosas, juglares sin palabras.



Es tan injusto que una rosa muera por amor, cuando fue la que inspiro  un sí, en la aceptación de un sentimiento y la coincidencia de un paso  sincronizado por dos cuerpos, aproximando sus labios que solo besan alientos sin choque atómico, pero generando calor. 

Si las rosas tuvieran voz, gritarían nuestros deseos y pincharían los dedos de la que acaricia su tallo y bebe el aroma de sus pétalos, para demostrar que hay un corazón bombeando sangre que hierve.

Si el pacto que se firma después de aceptarla, llega hasta que la muerte separe a los amantes, a pesar que la rosa quede atrapada entre dos pastas, su historia será eterna, conservando su aroma, aunque no en sus pétalos, pero si en la memoria de los que inspiro a dar un paso, para mutuamente robar su aliento. 

Las rosas son los juglares que sin palabras cantan los sentimientos de los enamorados, a cambio solo de conservar su aroma.



SAFE CREATIVE
HTTP://WWW.SAFECREATIVE.ORG/WORK/1804236650348
Identificador: 1804236650348
Fecha de registro: 23-abr-2018 2:45 UTC
Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0
Autor: Juan Hernandez

Entradas populares