Nuestros labios firman un pacto

Quiero comprender el misterio de la atracción que tiene tu cuerpo sobre mi  mirada, tienes un campo magnético que me domina, causas fenómenos naturales que alteran mi naturaleza, mis manos te pueden quemar si te toco, lo que me evita incluso tocar tu mano, eso me llena de locura, pero me doy cuenta que te contagio de ella; después de cavilar tu éxtasis, suavemente murmuras, “ya tu mirada me quema” frase que actuó como llave para liberar mis manos que fueron vagabundas por tu cuerpo, actuando como agua somera apagando el incendio provocado por la fricción de nuestros cuerpos, después del caos, bendita paz que me arrulla; en la penumbra, las palabras se fueron, suspiros vuelan, los corazones tambores de guerra, nuestro respirar un huracán, nuestros labios firman un pacto y nuestros cuerpos siguen ardiendo. Jhm


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.