Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Tu insomnio en el mío.

Coincidimos en un insomnio, ambos vemos como nuestros sueños se acercan; en los míos, mis manos se convierten en la fauna y en los tuyos eres pradera por donde galopan.
Mis besos son flores que se abren en la ribera de tus labios, mientras son regados por el río que corre por tu boca. 
De mis ojos vuelan miradas desesperadas por acariciar tu horizonte, mientras una enramada de aromas se desprende de tu cuerpo dibujando deseo en el aire, yo, solo con toda la potencia de mi devoción lo tomo y me hundo en el.
El placer de asfixiarme en la tolvanera que se produce al cohabitar mi viento, con la luz que irradia la pureza, de ese vacío que me atrae, me lleva a una nueva vida, porque aunque sea agua y tu fuego, en tus cenizas viviré después de consumirnos. 
Cierro mis ojos y cierras los tuyos y le pido un deseo a Dios, que allá en la distancia donde estas, tomes el mismo sueño, porque el mío no puede volar grandes distancias.

Autor: Juan Hernández   País: México. Derechos Reservados de…

Entradas más recientes

Si el horizonte hablara.

Por qué nací poeta mamá?

El manto de la noche.

Por que duerme mi musa.

Espacio de amistad cercenado.

Poeta, duerme y despierta tu poesía.

Mi vuelo al cielo.

A mi mejor musa.