Viento, dale mi mensaje.


Viento viajero te trajo el invierno, acaricias las hojas apoderándote del polen y aroma de las flores, te desplazas por el cielo peinando sus nubes cual  cabellera y las fecundas con tu humedad, ya  preñadas dan a luz sus gotas de rocío, las tomas en tu lomo para posarlas  en la cuna que les proporciona la tierra, de donde beberá el árbol que pronto sus hojas acariciaras, no sin antes divertirte fabricando caracolas con el pelo de la princesa que se sienta en su raíz a leer su libro favorito.

Viento, hazme un favor, cuéntale que ella es mi poesía dormida, que cuando despierte sabrá que la amo. jhm


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.