El freno de mis huellas.


No mas pasos nómadas, con la semilla que sembré en ti, sedentarios se volvieron, de tu vientre nacieron mis motivos que detienen mis huellas.

Trajiste el milagro de la vida al mundo, con ello completaste la otra mitad de la mía; El cumulo de suspiros que inspiraste, fueron los que trajeron la semilla.


Aunque fragmenté mi cuerpo, increíblemente, desde el instante en que se produjo la chispa, me siento completo. © juan hernandez


Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.