Morir y revivir por amor.


Con tu existir das  a mi vida una llama de amor, Me alimentas con la miel que brota de tu cuerpo, eres como una rosa que atrae a las mariposas. 
Si la sabia que emana de tu cuerpo fuese veneno, al beberlo no me importaría morir, después de todo ese sabor me traería de nuevo a la vida, eres mi elixir de vida eterna. 

Derechos de autor: Juan Hernandez.
HTTP://WWW.SAFECREATIVE.ORG/WORK/1710214619552




Entradas populares