SIGUE CANTANDO MI MUSA.


CUANDO A LA MUSA SE LE ALIMENTA CON POESÍA, NO DEBE TENER DUDAS DE LA MÚSICA QUE CANTA AL OÍDO DEL POETA, NI DE LOS SENTIMIENTOS QUE DESPIERTA A TRAVÉS DEL TIEMPO. (C)JUAN HERNANDEZ

Comentarios

Entradas populares de este blog

Alas a mi soledad.

Sin decir tu nombre das origen a esta poesía.

Mi corazón no sabe mentir.