El poder de las letras.



Cuando las letras nacen no hablan, tu les enseñas; las que nacen de tu corazón son las que hablan el idioma de los buenos sentimientos, y tienen un objetivo único, ablandar los latidos de los corazones que laten por rutina.

Las que nacen del alma, hablan el idioma de lo intangible, con miradas desertoras, que escapan por las puertas de los ángulos obtusos de unos bellos ojos. Escriben siluetas con la penumbra, que te hacen leer sueños despierto, en hojas en blanco con miradas perdidas.             


Pero toma en cuenta; que si se contaminan de rencor, las letras que nacen pueden escribir la palabra daga, que atraviesa el corazón, esas hacen mucho daño.  Hay otras que al amor invaden, esas que preñan mi pluma escribiendo aromas, el cimbreo que recorre mi piel al seguir algunas formas y el baño que reciben mis pupilas con algunas miradas impolutas, esas son mis favoritas, pues aprenden a hablar poesía y hacen mucho bien al alma. 

Derechos de autor: Juan Hernandez.
HTTP://WWW.SAFECREATIVE.ORG/WORK/1801045269112





Entradas populares

Ahí