Nos visita la primavera.


Lentamente las plantas van rejuveneciendo al desplazarse el manto blanco del invierno, brotan las hojas y las ramas desnudas de los árboles se visten de verde. 

El sol se asoma a través de los nubarrones restantes, frotándose suavemente por el follaje de los árboles y estimulando la resurrección de la alfombra verde.
Las aves cantan a sus futuras amantes bellas melodías y despliegan su pintoresco plumaje como declamando una poesía, pronto adornaran con sus nidos las ramas huecas de los árboles.

El colorido desplaza la nostalgia que el invierno pinto en el paisaje y los heraldos alados de la naturaleza, vuelan llevando un mensaje; las flores los subyugan con el color de sus pétalos, exponiendo su rico néctar y ofreciéndolo a cambio de recibir el polen de sus amantes. 










La magia estalla, suenan melodías en las miradas de las mujeres, la luna hechiza a los hombres y los vuelve poetas, la brisa acarrea suspiros, las parejas mueren en los sueños y se amortajan en un abrazo compartiendo como las flores, su néctar y su polen.  El invierno pereció por el calor humano y la primavera renació despertando al amor que se encontraba en hibernación.
SAFE CREATIVE 
HTTP://WWW.SAFECREATIVE.ORG/WORK/1803206278391
Identificador: 1803206278391
Fecha de registro: 20-mar-2018 1:40 UTC
Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0
Autor: Juan Hernandez 



Entradas populares

Ahí