¿Donde tienes mi razón?


Cuantas veces diré tu nombre en mis sueños, no lo sé, solo sé que cuando despierto no recuerdo el mío, los excesos de pronunciar mas el tuyo me  causan una eterna amnesia, extraviándome  en tus ojos,  que son el interruptor que apaga la razón y me convierto en objeto de tus manos que me toman para llevarme a ese lugar secreto que tienes en la luna. 

Me subordino al poder de tus deseos ¿donde tienes mi razón? Replicas  de inmediato… tu razón la sembraste en mí, dando origen a mis alas para con ellas traerte a esta fantasía, donde tu estas en mí  y yo estoy en ti.   Jhm.

Entradas populares