La cita que nunca tuve

Aunque no estás físicamente conmigo te apoderas de mi lecho, todas las noches le doy a mis sueños la forma de lo que más deseo y te dejo entrar por mi venta. El café no evita que los fabrique y solo en lo más profundo de ellos me concedes un abrazo pero nunca se juntan nuestros labios, esto siempre es recurrente, al suceder se acaba el encanto y el desconcierto abre mis ojos.  Cada que te traigo a mis fantasías somnolientas, pongo una estrella en el cielo, cuantas más debo poner para que al abrir mis ojos te encuentre en mi realidad. Eres la cita que nunca tuve, algún día la incluiré en mis sueños y en esta ocasión espero poder besar tus labios, solo fuiste un sueño de una realidad pendiente, fuiste la cita que nunca tuve.

Derechos de autor: Juan Hernandez


Entradas populares